Para mí, escribir no es una cuestión de libre albedrío, es un acto de supervivencia .
Paul Auster

miércoles, 14 de octubre de 2009

FILOSOFANDO " LA TOLERANCIA"


Este es y ha sido siempre el ejercicio más difícil para los seres humanos, para otros seres no les resulta tan arduo.



En el trasfondo de nuestra conciencia y nuestra inconsciencia están nuestros requerimientos y consideraciones, somos muchas veces solo el YO y más nada, en esencia ese “YO” nos encadena por que nos permite ver a los demás desde una tarima pero no nos deja vernos a nosotros mismos.

La visión unilateral de nuestra existencia encarcela la libertad 8 de cada 10 segundos que vivimos en este mundo , en los estrechos entretelones del sentimiento y el pensamiento se esconden deliberadamente bajo la mesa, nuestras intenciones más secretas, nuestro deseo más íntimo, nuestras necesidades insatisfechas, nuestras ansiedades sofocadas, nuestras aspiraciones cumplidas, y luego lo demás y los demás después de lo demás.

Pensar en el otro y luego en mi , meditar sus supuestas inconsistencias , consensuar su antagonismo , concederle unos minutos y escuchar su opinión, así este seguro de sus yerros , darle un par de palabras de aliento a pesar de que no tiene esperanza alguna , aceptar que es más que yo en su pobreza , en su supuesta ignorancia , en su arrogancia , convertir su yugo en el mío, aceptar que su riqueza es solo una absurda banalidad pero tener el valor de mirarlo a los ojos con serenidad, abrir puertas a la posibilidad de aceptar su familiaridad, entendiéndolo como solo un reflejo diferente de mi básica humanidad , tolerar su presencia, aceptarla, saber que nadie puede robarle el espacio al que se merece por ser parte del mundo , respetar su coexistencia conmigo , decirle que es mi hermano humano, a pesar de todo lo que nos separa,quererlo.