Para mí, escribir no es una cuestión de libre albedrío, es un acto de supervivencia .
Paul Auster

domingo, 29 de marzo de 2009

LAS PALABRAS



Corceles vigorosos e indomables.Quieren cabalgar impetuosos por las estepas infinitas de la razón.Eventualmente se trasforman en pacíficas orugas que se deslizan por la fina lámina vegetal de los sentimientos, acariciando este delgado manto con la irreverencia de lo imaginario.Puente rústico y oasis, permite que me mire a mi mismo como caminante sediento de una fresca esperanza.Al final, el reposo me llama, cierro los ojos y me encuentro con Freud en la profundidad de lo onírico, cuando sale el sol ,paseo con Sartre en la rue Bonaparte, comentando “El ser y la nada”.