Para mí, escribir no es una cuestión de libre albedrío, es un acto de supervivencia .
Paul Auster

miércoles, 2 de marzo de 2011

EL AMOR DE GADAFI

A veces nos aventuramos a pronunciar te quiero sin saber lo que realmente puede significar esto , parece ser que cada vez lo afectivo , lo emotivo va siendo de un uso tan temporal , tan transitorio , tan light , queremos por un momento y al siguiente ya nos olvidamos de lo que significa querer, qué es lo que decimos querer...? , besos , abrazos , caricias .., o queremos ser incondicionales con aquella o aquel a quien decimos "te quiero" , esa es la parte que no funciona , el momento en que tenemos que ponernos en el lugar de los demás , en que tenemos que ariesgar por los demás , el momento que en que tengamos que dejar de lado nuestras propias aspiraciones para ir junto a aquel o aquella persona a la que decimos "te quiero" sin saber a veces lo que significa esta simple pero tan profunda frase , en verdad querer no es lo que usualmente significa , es apetecer , o desear en su significado literal pero ..., querer en términos de una relación de afecto es amar , no puede haber amor a medias tintas , o amas o no amas , a medias ya no es amor y no es querer tampoco , se me viene a la mente lo que acaba de decir Gadafi en Libia,que el pueblo lo ama.. , que disparate , que forma de amor tan absurda(lo digo por Gadafi más no por el pueblo Libio que ha dado una demostración de sana rebeldía ante los neofascismos instaurados en oriente) , tan vacía de el más mínimo sentido de reflexión , existe en este caso un analfabetismo emocional y social que impresiona a todos , que difícil es desperenderse de nuestros intereses y apetencias para hacer valer ese "te quiero" dicho en este caso  sin un pequeño latido de la consciencia , que complicado para este dictadorzuelo es dejar de lado sus protervos deseos de gloria y de poder, y amar verdaderamente a su pueblo librándolo de su abominable régimen , es por ello que cuando pronunciamos estas palabras debemos hacer un resumen interior y concluir si en realidad es justo pronunciarlas , supongo que en estos casos el silencio es mil veces mejor recibido.

Pablo Racines 3 marzo 2011 , 11,38 hrs