Para mí, escribir no es una cuestión de libre albedrío, es un acto de supervivencia .
Paul Auster

domingo, 31 de julio de 2011

ESTUDIO DEL EROTISMO





Solo,
me lleno de tus ojos que me arrastran al confín de tus caderas,
me diluyo con el mundo en esta ironía de lo efímero,
haciendo entre mis manos tu cuerpo
para ver solo en mis profundos sueños
aquello que lleva un nombre sin tiempo.

Me consumo desde siempre en ese  espejismo  sumergido de tu boca
y abrazo con  mis fuerzas
aquella  voluntad  de transgredir aquel  orden que invoca la razón.

Oh  Dios …
, deseo  no terminar este deseo incontenible,
este  querer transformarnos 
de la nada al infinito en  un viaje sin retorno.

Vuelo libre a  esta muerte transitoria,
a ese respirar entrecortado por el deseo indeclinable ,
anhelando en ti
hacer de la vida una eternidad.



(Escribí este texto envuelto en  los intensos latidos y  el pensamiento de  Georges Bataille )

sábado, 2 de julio de 2011

PEQUEÑO GORRIÓN




Pretendía desde hace algunos días leer el “Ensayo sobre la Servidumbre Voluntaria” de Étienne de La Boétie , creo que el tema de la libertad es interminable para nosotros, los simples mortales que la verdad sea dicha nos pasamos la vida inventando de todo para edificar cárceles en medio de la más nombrada y “pomposa” democracia , popular como es en Occidente no deja de sacudirnos la injusticia y la ceguera crónica en la que vivimos desde su creación en Atenas hasta nuestros días , pues solo va quedando lo mismo de siempre (ricos más ricos , pobres más pobres y un planeta enfermo) ,y este no es para nada un texto que hace prevalecer a la Izquierda ni nada por el estilo, la política politiquera me produce repulsión por decirlo menos, pero en fin …,prefiero entonces recostarme con desenfado para escuchar a Edith Piaff (Piaff significa pequeño gorrión) ,para sentir su intensa voz , para pensar en ella como un ser humano que se libera de la más clara miseria y vuelve a caer en ella al tenor de su condición humana, pero que no obstante de aquello deja en el mundo un destello de luz sobre quienes caminamos todos los días por esta descosida realidad donde impera la más fastuosa hipocresía, como no pensar en esta mujer que criada por prostitutas y adicta a la morfina llegó a tener el corazón de Francia en sus manos , si el mismísimo Marlon Brando bebió de su dulce boca , cuantas caídas , cuanto valor para sostener su vida desde su nacimiento en plena calle debajo de una farola frente al número 72 de la Rue de Belleville en París , lugar donde llegó a la vida cuando su madre dio a luz ayudada por un gendarme .

Por eso y por más, tengo el privilegio de colocar en el reproductor de este blog el tema Non, je ne regrette rien (segundo tema), canción que me lleva siempre hacia su vida y hacia su increíble historia.