"Cada libro, cada volumen que ves aquí, tiene un alma. El alma de la persona que lo escribió y de aquellos que lo leyeron, vivieron y soñaron con él"
La Sombra del Viento – Carlos Ruiz Zafón

domingo, 22 de marzo de 2015

COLLAGE FLAUBERT / MURIEL BARBERY

Estos días, robándome un tiempo de las imposiciones burocráticas he estado repasando al gran Gustave Flaubert en una manera de encontrarme con lo que dicen, es la génesis de la novela contemporánea, es de entender que la maestría con la que Flaubert escribe y describe a su Madame Bovary realmente constituye una clase magistral del realismo en ciernes del siglo XIX  y de como la condición humana no acepta claustros que en la mayoría de los casos están impuestos por una mirada transitoria, que bajo la presión social de turno, intenta convertirnos en juguetes de un catálogo de pseudo normas morales, donde quedan soslayadas  las aspiraciones más íntimas de cada individuo, y para que esto no se convierta en una "Orgía Perpetua" de mal gusto, sin hacer desprecio del gran ensayo literario de Vargas Llosa, entonces recurrimos a la literatura para hacernos un mundo paralelo  desde donde se puedan  desvanecer nuestras frustraciones más secretas, como en el caso de Enma Bovary que al final termina decidiendo tomar cianuro a aceptar la imposición de una sociedad enmascarada en la más sórdida hipocresía.




A la par, me he dado un verdadero banquete literario con “La elegancia del erizo” de Muriel Barbery ,de alguna manera hago concomitancia con el hecho de que, la gente piensa en la mayoría de los casos que un oficial de infantería como es el mío, no puede ni debe saber de la fenomenología de Edmund Husserl del cual tengo presente su relación docente con Edith Stein quien terminaría en los altares cristianos, después de ser aniquilada por el nazismo en Auschwitz y quien fue una destacada seguidora intelectual del gran filósofo judío-alemán, a estas alturas llega Renée, esta portera desalineada ,fea y rechoncha que en su indiscutible y basto conocimiento sobre la cultura,el arte, y la filosofía, pese a que no ha ido a la Sorbona de París, solo es avistada por Paloma la niña genio que vive en el lujoso edificio al  cual está destinada a pasar el resto de sus días recluida en una oculta habitación, pues es esta niña superdotada la única persona con la cual puede sintonizar una amistad verdadera, que para colmo de la ironía, la niña decide suicidarse porque le parece inaceptable tanta arrogancia de la burguesía de la cual proviene y de la que está segura solo sobreviven únicamente  las apariencias,pues sin duda refleja uno de los  lados  más oscuros de la posmodernidad que nos envuelve.  



lunes, 9 de marzo de 2015

UN MUNDO FELIZ





Siempre regreso a este sitio, a este refugio mágico donde converso conmigo mismo…, debe ser que en una sociedad como la nuestra tan fría y convulsa a la vez, me cuesta cada vez más hacer un lobby entre trivialidades y desastres que terminan fusionándose irremediablemente, y si al menos saco la cabeza por ese mirador aborrecible que nos proponen los medios de comunicación, solo se saborea el desasosiego, y la asfixia... 
Aún sueño con un lugar tranquilo y escribir para liberarme del peso de los días, del agobio de las obligaciones organizacionales, como si mi alma solo deseara respirar el aire de la libertad..., que ahora en este loco mundo es como una mala palabra.

  ¡Libertad de que!

Si esta cárcel globalizante nos ha cercado de pies a cabeza y se cuela por las paredes y por los poros de la piel del mundo.  





Sin duda respiramos a cuestas el peso de una post  industrialización lacerante, me pregunto qué viene luego de esto…,por lo pronto no queda más que soportar esa avalancha de anuncios comerciales, aquella forma patológica de vomitar este consumismo criminal, al igual que las imágenes de la guerra envueltas en la defensa de ideologías políticas o dogmas religiosos que terminan oscureciéndolo todo, tras este cuento dantesco, está el hambre que se identifica con el mismo rostro, la distancia infinita de la precariedad escondida en las multitudes que caminan sin rumbo.

Al siguiente día me levanto de un mal sueño y de nuevo a luchar…